viernes, 27 de febrero de 2015

Ensoñaciones

        - ¿Alguna vez, cuando estás usando el tranvía o algún transporte público, te has abstraído hasta el punto de llegar a pensar que cuando estás mirando por el cristal en realidad lo haces a través de una atracción y que lo que ves por fuera es una pantomima ensayada por actores que recrean cómo era la vida antes de que todo cambiara radicalmente y que lo hacen para que te sientas como en casa porque aún no han decidido cómo van a abordar la delicada situación de decírtelo y ver tu reacción posiblemente derrotista? A mi me da escalofríos, por un momento me envuelve toda esa quimera y deseo con todas mis fuerzas que sea un sueño. Y afortunadamente vuelvo en mí y me alegro por seguir sentado esperando mi parada.
En otras ocasiones es incluso peor. A veces simplemente la rutina hace que una sensación de déjà vu se apodere de mis sentidos y tengo que buscar constantemente pequeños detalles diferentes para demostrarme a mí mismo que no estoy encerrado en un bucle temporal condenado a repetir eternamente lo mismo sin ningún poder de decisión y siendo plenamente consciente de ello. Estas son mis peores ensoñaciones.

        - Eres gilipollas.

        - Yo también te quiero.

27/02/2015 Alfredo Gil Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario