miércoles, 26 de noviembre de 2014

Dudas dulces

¿Y si todo ha sido un cuento?
¿Y si el agua no me ahoga y el aire no me asfixia?
¿Y si las hogueras de tus fotos se me tornan amarillas?
¿Buscarás mis ojos 
en las muchas otras caras
en las que ya no te tengo?

¿Paladearas mi piel en el asfalto que pises
o tal vez me verás pasar 
silencioso 
en una esquina inesperada?

¿Y si jugamos a deshojar mariposas 
y a nadar en los recuerdos?
¿Ganaría el mimo al tiempo
o la nostalgia los ahogaría a ambos?

No estoy seguro,
pero tal vez si nos descalzamos
y abrimos las puertas
la corriente del ventilador será más fuerte
y los cientos de pétalos de besos que esparcimos 
por el suelo
volverán a nuestras bocas
como lo hacen las hojas que cayeron de sus árboles
para subir en primavera

Y si escribes una posdata
donde quepa una maleta
dos te quieros
cuatro besos
y unos pasos que se acercan,
abriré yo todas mis ventanas
y colgaré té y lavanda de sus marcos
para orientarte
izaré la bandera blanca
y me pintaré una sonrisa en la espalda

¿Y si sólo hablo por hablar?
¿Y si te busco cuando no me buscas?
¿Y si buscas mi mirada cuando yo 
ya he dejado de mirar?

26/11/2014 Alfredo Gil Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario