lunes, 22 de septiembre de 2014

Tacto

Soplan caricias de mano 
girando sobre mi espalda 
van sus dedos punteando
sube y baja, sube y baja

ruedan yemas temblorosas
van contando mis lunares
erran el paso y repiten
van a sumar y no saben

yo aprovecho su ignorancia
y tumbado bocabajo
tomo el sol de la ventana
suspiro luz, me relajo

Suena música tranquila
no siente que alguien la escucha
llena la estancia de azules
de rojos, verdes, de lucha

Cuatro sonrisas, dos besos
el calor de una mirada
el color de los cerezos
y una boca allí cerrada

se conjura un viento fuerte
se deshace el tiempo bueno
se abren los ojos, se miran
pues ya se echaban de menos

Buscan tocar y no tocan
buscan sentir y no hay cuerpo
vuelve a dormir a su cama
al menos queda el recuerdo

22/09/2014 Alfredo Gil Pérez



No hay comentarios:

Publicar un comentario