viernes, 29 de agosto de 2014

Diálogo bajo las estrellas

        - ¿Y cuando mueras?


        - ¿Cuando muera qué?

        - ¿En qué pensarás cuando te mueras?

        - Cuando muera... pensaré... en la cantidad de veces que he sonreído, en todas las veces que he hecho el amor, las veces que he llorado, las veces que he soñado, en aquellos momentos en los que el corazón se me ha parado por ver algo tan hermoso que me ha llevado a la tumba, en el sabor de las lágrimas amargas y aquellas dulces. Pensaré en los abrazos, en los te quiero, en los te odio, en los cruces de miradas cómplices y en los flechazos que me han acertado donde no los esperaba. Cuando muera pensaré en todo, lo bueno y lo malo, al menos en ese instante en el que sabes que estás muerto, antes de perderlo todo. Y, tal vez, lo gracioso sea que me aferraré a esas vivencias con tanta fuerza que seguramente será el momento en el que más vivo haya estado jamás.

        - ¿Y luego?

        - Luego no sé lo que viene, tal vez otra aventura o tal vez nada. Pero me muero de ganas de averiguarlo cuando tenga que hacerlo, por eso procuro que quede lejos.

        La brisa acarició la hierba sobre la que estaban acostados.

29/08/2012 Alfredo Gil Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario