lunes, 21 de julio de 2014

Susurro




        Estiliza el contorno de su oreja una brisa melosa, esculpida por una lengua presuntuosa, que eriza su vello sin prisa y a intenso golpe de boca. <<Eres mío>> Vaticina. Y sin decir nada concreto sus ojos cerrados saben que es cierto, tiran la llave al vacío y se dejan arrastrar por la pegajosa sensación de calidez.


21/07/2014 Alfredo Gil Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario