lunes, 9 de junio de 2014

Asesina de labios

        Y la luz se encendió. Un cadáver yacía en el suelo, cuatro flores, tres mariposas, un árbol y aquella sonrisa deformada por la presión de un recuerdo. Besó sus labios fríos y le susurró al oído. - Nunca olvidaré tu primer beso. 

09/06/2014 Alfredo Gil Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario