sábado, 26 de abril de 2014

Olvidé olvidar

        Olvidé olvidar tu luz, tu voz vibrante me asalta y en las noches en que pienso que mejor te olvidara me embriaga la amnesia y no convengo a destejerte del recuerdo. Olvidé hilvanar el deseo con la cordura, el latir del corazón, olvidé respirar por un momento y busqué en el aire de tus besos un soplo de vida y calor. 

        El tacto se deshizo en mi memoria y sólo percibo el fantasma que es el tacto tuyo. El olor se fugó con el viento y el único aroma que me queda para abrigarme es el de tu cuerpo, mezclado con la emoción de tenerlo sin tenerlo. 

        Olvidé plasmar mis sentimientos y los abandoné en algún cajón con los botones de las camisas que rompimos por el suelo. Olvidé que ya no hay tiempo, ignoré que ya no hay besos que me asfixien, ni caricias que me hielen, jugando a resucitarme cuando mis ojos ven tus ojos tiernos. 

        Olvidé quererme por quererte y que aquello no era amor por querernos. Olvidé tanto que no anhelo, bebo del olvido y duele menos. Tal vez olvidando te olvide, tal vez olvidando me pierdo... 

26/04/2014 Alfredo Gil Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario