lunes, 23 de septiembre de 2013

Autor dramático

     Sentado frente a su escritorio tecleaba presionando con furia cada letra para pasar el flujo de ideas a texto. 
Los papeles desordenados cubrían buena parte del tablón y algún bolígrafo sin tapa se escondía temeroso. 
La cortina se mecía con el viento y el sol atravesaba aquella cascada de gasa tenue y debilitado, iluminando la habitación con una luz dorada. 

     Una historia, otra, aquellos pequeños pedazos de su mundo interior se abrían paso a golpe de dedo para alcanzar nuestro mundo. 
Paró en su afán creador con la intención de descansar y un fantasma se situó tras su nuca, como un parásito que busca alimentarse del terror.

     -¿Te has dado cuenta de que lo que escribes suele ser triste? - sonó su voz como un susurro morboso que le erizó el vello de la nuca. Comprobó sus textos y descubrió para su sorpresa que era cierto. 
Entre tanto, aquel espectro deslizaba las manos por sus hombros. Con un tacto frío y agobiante, las dirigió a las manos del escritor, hundió sus uñas etéreas en la carne y las movió como marionetas. - ¿Hay alguna razón por la que haces esto? Tal vez no eres más que otro ridículo masoquista que utiliza la facilidad del dolor para emocionar, - los dedos, presos de aquel hechizo, se deslizaron por el teclado. - o simplemente te contentas con la autocompasión. A fin de cuentas, aunque no relaten tu vida, las historias que cuentas, de alguna manera, forman parte de ella, eres tú en tu intimidad. 

     Casi en trance aquel muñeco desvalido, víctima inocente de una dura lección, trató de asimilar la situación y vomitó una reflexión de más allá de él. 

     - Es cierto que el dolor es morboso y que emociona, pero no sin razones ni con la vacía intención de hacer llorar. Tal vez nos centramos en las sensaciones dolorosas porque nos rescatan del tedio, porque no son más que la falta de sensaciones agradables, porque de un modo u otro son el otro lado de lo que nos mueve en esta vida. 

     Dolor y placer suman la pasión, placer y no placer nos dejarían en una existencia mustia y sin emoción ni felicidad. - en ese momento el fantasma se desvaneció privado de todo lazo con la realidad. Otra vez la razón lo había desterrado adonde moran las dudas y en la pantalla flotaba un fragmento del mundo que trataba de dibujar con palabras.

23/09/2013 Alfredo Gil Pérez

2 comentarios:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=5fwFTdVhqx4 (yo lo identifico con esto un poco)
    muy delicado y tierno lo del fantasma... es como otra consciencia invisible e impersceptible... pero presencial
    "porque de un modo u otro son el otro lado de lo que nos mueve en esta vida"
    "Dolor y placer suman la pasión" Mis frasesfavoritas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me ha encantado la música Mario, muchas gracias! :) La verdad es que le pega mucho.

      Eliminar