domingo, 7 de abril de 2013

Gargantas mudas

Se atraganta en mi garganta
el ansia bruta y perenne
de un torrente lepidóptero
que en su afán por resaltar
se ha llevado toda norma
y hecho de mi una sombra
un fetiche tembloroso
incapaz de pronunciar

Me remueve la conciencia
e incoherente
me planteo a boca quieta
cuánto de miedo me da

arrastro paso con paso
dubitativo
deductivo
reflexivo
imaginativo
tantos <<ivos>> acumulo
que ya no sé qué pensar

Mi cuerpo está ahí
lo noto
y veo su cara pasar
pero en un plano distinto
atrapado y excluido
me grito fuerte
me hastío
siento la lengua bailar

mas no parezco escuchar
otra vez me hago de hielo
trato de hablar y no puedo
me digo -<<¡Qué más dará!>>

pensaré en las musarañas
que el miedo cobarde y maldito
bien me ha sabido amarrar

por no decir lo que piensas
por no jugar a arriesgar
se cierran tantos caminos
la vida no vuelve atrás

mañana toca llorar
beber sal
lamer heridas
levantarse 
y caminar

tal vez Eris un día 
se apiade y guarde sus armas
para labios más selectos

tal vez reúna palabras 
maneras, ideas y aire
para saber qué decir 
para entender lo que siento
 


Alfredo Gil Pérez 07/04/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario