lunes, 4 de febrero de 2013

Cuentos de Sol (Capítulo 3)

     Las cabecitas de los tres roedores apuntaban al cielo y rápidamente la de pizco apuntó a la tierra cuando escuchó el sonido de una manzana cayendo del árbol.
-¿Que qué significado tiene el sol? pues... la verdad es que no lo tengo muy claro, pero... -comenzó Peluso mientras peludo se abalanzaba sobre la manzana agitando los bracitos con los ojos inusualmente grandes y la lengua tan larga como sus incisivos. -Obviamemte mimguno, el sol es el sol y pumto -dijo Pizco con la boca llena. 
-Bueno, alguno tendrá, ¿no? Digo yo... algo tan grande y ahí suspendido como diciendo ¡Oye, que tengo un significado, ¿sabes?! -se quejó Peludo exagerando sus movimientos y con la cola más tiesa que una estaca por el arrebato.

     -Caballeros... caballeros... no perdamos la compostura. Seremos ratones de campo pero todavía no ha llegado el día en el que se pueda decir que no somos civilizados... -Lo siento Peluso -Peludo bajó la cabecita y se sacudió los bigotes. 
-Como les iba comentando... no estoy muy seguro... pero creo que el significado o no significado del sol depende mucho del que lo mire y todos son correctos y ninguno lo es, al mismo tiempo... -Pizco se atragantó y cayó de la manzana de una forma muy cómica. -¿Se puede saber que pipas te has comido Peluso? Las que guardo tras mi nidito de paja son especiales... ya lo sabes... 
-Tranquilo Pizco, que no estoy bajo la influencia de ningún estupefaciente... lo que trato de expresar es que... dado que no podemos preguntarle al sol su significado y hasta que se demuestre lo contrario... lo tiene y no lo tiene... ¿me siguen? -No -Creo que yo sí -Bueno... la cuestión es que la significalidad del sol es insignificante si vamos a estar peleándonos por ella. No se ustedes, pero yo estoy mejor en la ignorancia que fingiendo saber.
-Peluso... tu siempre finges que lo sabes todo -Y nosostros que lo creemos.


      -¡Socorro! -los tres giraron sus cabecitas y vieron una escena terrorífica a contraluz.

Alfredo Gil Pérez 04/02/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario