viernes, 4 de enero de 2013

Perder los papeles

     La violencia es inherente al ser humano como animal, pero excluyente como persona. 
Los argumentos no pertenecen a nuestro lado animal, luego cualquier argumento defendido con violencia pierde toda validez al desnaturalizarse sus rasgos más característicos.

Alfredo Gil Pérez 04/01/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario