martes, 25 de diciembre de 2012

Antihéroe

     Sin capa ni espada 
defendía los intereses de los que perdían hasta el alma 
por ayudar. 

Con mano débil 
castigaba las fechorías de los que se aventuraban
 a amar. 

Tras rondar en la oscuridad de la noche
 hacía la vista gorda a aquellos que por no mentir 
contaban la cruda realidad.

¿Su señal? Un brillo en la mirada.

¿Su lema? No hay nada que callar.

Y en un ambiente de puntilleo y contornos de cómic 
luchaba por lo que quería ver cambiar.

Alfredo Gil Pérez 25/12/2012

2 comentarios: