jueves, 29 de noviembre de 2012

F(r)actura creativa

     El olor a pintura fresca no disimuló el dolor al eclosionar el huevo llamado mundo en aquél universo daliniano de animales desgarbados y relojes de memoria desnaturalizados. 
Ecos de un susurro sordo que se fragua en el poco aire libre que queda en una imaginación desbordada por las ansias de expresar y el latir de lo que no se dice, pero se ve; de lo que no se sabe, pero se intuye  en las pinceladas de una mirada atrapada en un cuadro.

Alfredo Gil Pérez 29/11/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario