lunes, 5 de noviembre de 2012

Deporte


     Un cuerpo sin deporte es como una flor sin agua. Se marchita y al final queda algo que recuerda a lo que era, pero demasiado débil como para impresionarnos.

Alfredo Gil Pérez 03/11/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario