viernes, 23 de noviembre de 2012

Corruptitis aguda


Cuando la razón
es presa de la obsesión
y Don Dinero rezuma
en la imaginación
de quien dirige y manda
de quien electo araña
ordena, falla y caya

llora el pobre su trato injusto
ríe el rico en su lujuria
de moral pobre y vendida
de veneno personal selecto
con aroma a podredumbre cardíaca 
y sin signos de derrame emocional

Alfredo Gil Pérez 23/11/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario