viernes, 12 de octubre de 2012

Un callejón con muchas luces


     El gato saltó de tapa en tapa sobre los cubos rebosantes de basura. Un saxofón lloraba en alguna de las plantas, oculto tras el cemento sin personalidad.
Lamió sus patas delanteras y corrió tras un ratón que se cruzó en su camino. Jugó con él, se lo comió y abandonó la escena al terminarse la pieza y apagarse las luces del callejón con un estallido de bombillas.

Alfredo Gil Pérez 12/10/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario