jueves, 25 de octubre de 2012

El anciano retorcido y el troll



     El árbol desplegó sus raíces, estiró sus nudos y ramas, sacudió sus hojas, retorció su tronco; y tras 50 años de desperezarse dio el primer paso sobre el lecho de hojas rumbo a la montaña más cercana para soñar en paz junto a algún manantial de agua pura.

     El bosque estaba vivo, y descubrirlo le produjo un gran pesar al pequeño troll por cada rama partida en el trayecto hacia aquél claro.


Alfredo Gil Pérez 25/10/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario