martes, 9 de octubre de 2012

Danza de opuestos

 
 
Qué pueden hacer un ser de agua 
y uno de fuego por entenderse,
cuando el uno calienta y quema,
 cuando el otro enfría y apaga.
 
Locos se abrazan y mueren,
 desechos en humos y escarcha
tontos se tocan y sufren,
 con pasión evaporada, 
con la llama silenciada
fruto de una maldición
 que les hizo que se amaran.
 
No llores, se dice el uno,
 calma tu furia, se grita la flama 
y en su inmensa incomprensión
 en el chocar de un opuesto
surge la nube de amor
mariposa informe, algodonada
que habrá de llover besos dulces
que habrá de volar sin sus alas 

Alfredo Gil Pérez 09/10/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada