sábado, 22 de septiembre de 2012

Una primavera tímida



Salí en búsqueda de otoños
y encontré la primavera
escondida y temblorosa
bajo las hojas secas

Me pidió que la abrigara,
me rogó que la escondiera.
Y ante el rubor de los árboles
la oculté entre algunas setas

Duerme niña, dijo un brezo
que descanses, un nogal
pasado este crudo invierno
te veremos retoñar

Ella cerró sus dos ojos
ellos taparon sus bocas
y en el silencio del bosque
se ocultó que aquellos brotes
por fin iban a florar

Alfredo Gil Pérez 22/09/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario