sábado, 2 de junio de 2012

El arte de dudar




Duda el acérrimo fiel
duda el buen relativista
ante el saber limitado
hasta el fanático chista
donde inquirir es un bledo
y un bledo es lo que le importa,
a quien apunta con celo
las lecciones maravilla,
que nos demos cuenta y ábaco
de que son en sí miguillas
de las que habrá que dudar.

¿Es malo el ser analista
de cuanto cuenta el Rector,
auto proclamado e invicto,
moral de tu Yo interior?

Aunque te mienta y te exija
cualquier consuelo que anheles
a bien tendrá, sabandija,
el contártelo y el jugar
a expensas de tus prejuicios
y tu ristra de problemas
que están aún por tratar.

Triste ser melodramático
que bajo mantas te escondes
pensando en que el mundo es malo
y que en tu burbuja de ensueños
no tienen lugar los azotes.

Alfredo Gil Pérez 02/06/2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario