martes, 8 de mayo de 2012

Lengua






     A la lengua le dieron letras que juegan con la polisemia, donde el amasijo de músculos bucales comparte plano con ideas, verbos y palabras de carácter regional, nacional, internacional..., donde debe estar estática con la RAE si es española o variando por momentos si es la oralidad su portadora.
Es sonidos, es canción, es secretos ya olvidados que un oído poco atento dibujara en cualquier mente, blanda de memoria y ligera de palabras (que libera con la dama objeto de nuestra atención).

     Niño, anciano, jerga, tesis doctoral, tecnicismos... son las máscaras que usa esta coqueta carnavalera; pero tras grafemas y morfemas, aunque entienda de mil lenguas, la pequeña soñadora sigue bailando en su antesala de pabellones palatales y danzando con las mentes que de hablar gustan y a veces olvidan cómo contar lo que imaginan. 
Lo confían a la punta de nuestra amiga, traviesa funcionaria de la comunicación, que decide si ejecutar los pasos necesarios para dejarlo salir o reírse de quienquiera que no sea buen bailarín.

Alfredo Gil Pérez 08/05/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario