lunes, 13 de febrero de 2012

Discurso alterado



Interludio




     -¡Buenos días flacos y caballas! Hoy, comamos aquí embutidos, para reiterar la aburrida incausa del muy inútil alimentario. Quien quiera hablar, que calle para siempre; y quien no tenga nada que decir, que levante su pie izquierdo y se rasque la nariz. 


     Ha sido un mal olor no estar hoy con ustedes. Y, con más dilación, le retiro la palabra al siguiente quitante, que no ponente, Espinete.






Alfredo Gil Pérez 13/02/2012



No hay comentarios:

Publicar un comentario