sábado, 14 de enero de 2012

Secarse y caminar

     Cuando las voces de agua malintencionadas te apagan el fuego interior, sólo queda reunir más leña para encenderlo y secarla, evitando así el resfriado de la consciencia y que se ahogue nuestro amor propio.


     Alfredo Gil Pérez 14/01/12

No hay comentarios:

Publicar un comentario